Artículos

¿Qué es la certificación TIER para los centros de datos?

12 noviembre, 2020

Los centros de datos son uno de los servicios tecnológicos más eficientes y seguros para almacenar información de negocios, por lo que las organizaciones buscan un centro de datos certificado con un alto nivel de disponibilidad.


¿Qué es la certificación TIER para centros de datos?

Es una acreditación y una forma de clasificar los centros de datos en función de su estructura, rendimiento, fiabilidad, inversión y retorno de la inversión. Esta certificación es otorgada por el Uptime Institute, una organización compuesta por miembros líderes de la industria de infraestructura de sistemas, usuarios de servicios internacionales y consultores de TI especializados en estos centros de almacenamiento.

Un error común de los directores y profesionales no técnicos es pensar que todos los centros de datos son iguales, salvo algunas diferencias en su ubicación o en las medidas de seguridad independientes.

La realidad es que la certificación TIER tiene un valor internacional equivalente a otras acreditaciones como: ISO, CMMI o ITIL, siendo TIER una certificación que garantiza la disponibilidad y seguridad de un centro de datos en comparación con otras opciones del mercado local.

De esta manera, TIER tiene cuatro niveles, siendo el nivel uno el menos disponible y el nivel cuatro el máximo grado de accesibilidad, tolerancia a fallos y capacidad de recuperación de desastres.

He aquí qué porcentaje de disponibilidad abarca cada nivel de certificación TIER para centros de datos y cómo ayudan a las empresas a construir un modelo de almacenamiento seguro.

Detalles de la certificación TIER

Esta certificación tiene sus orígenes desde la década de 1960 y ha sido una guía eficaz para establecer el diseño, la construcción, la sostenibilidad y las pautas de funcionamiento de los centros de datos.

Antes de describir las implicaciones de cada nivel de esta certificación debemos tener claro un concepto: la redundancia.

¿Qué es la redundancia del centro de datos?

En informática nos referimos a la redundancia como la protección del hardware o de los datos considerados prioritarios y que deben ser protegidos a toda costa en caso de fallos. Aclarando este concepto podemos proceder con los detalles de cada nivel de certificación TIER para los centros de datos.

Certificación TIER 1

Es el nivel inicial y la certificación más básica, tiene una disponibilidad del 99,671%. Tiene componentes no redundantes y una única vía de distribución de energía, también no redundante.

De esta manera, las fallas de componentes como servidores, sistemas de almacenamiento, equipos de refrigeración o dispositivos de telecomunicaciones pueden afectar negativamente a los sistemas. Este tipo de infraestructura es vulnerable a las interrupciones y puede ralentizar sus funciones tanto por el mantenimiento rutinario como por acontecimientos imprevistos como los desastres naturales y los cortes de energía.

Los profesionales del almacenamiento de los centros de datos recomiendan el uso de esta categoría a las pequeñas empresas y organizaciones que no operan con datos altamente confidenciales.

Certificación TIER 2

La confianza y la disponibilidad de un centro de datos en esta categoría es de hasta el 99.741% por lo que tenemos la presencia de componentes redundantes. Por ejemplo, servidores conectados a un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (también conocido como UPS).

Por lo tanto, incluso si los servidores están adecuadamente alimentados con energía eléctrica, todavía hay una probabilidad de que la infraestructura se vea paralizada tanto por eventos planificados como por situaciones de fuerza mayor.

Certificación TIER 3

Estos centros de datos tienen una disponibilidad del 99,982%, pueden estar fuera de línea por un tiempo máximo de 96 minutos por año, por lo que es a partir de esta categoría que comenzaremos a ver un auténtico servicio de almacenamiento ininterrumpido.

Los Centros de Datos TIER III tienen componentes redundantes, incluyendo dos fuentes de energía, una activa y otra alterna, a pesar de estas cualidades los periodos de mantenimiento pueden generar algunas breves interrupciones, pero gracias a esta línea de energía el riesgo de ver las actividades interrumpidas es menor que las dos categorías mencionadas anteriormente.

Cabe señalar que los centros de datos de esta categoría pueden estar a disposición de las empresas que prestan apoyo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y de las empresas de tecnología de la información que buscan la automatización de los procesos como empresas proveedoras de Internet.

Certificación TIER 4

Es el nivel más alto de fiabilidad, con una disponibilidad del 99,995%; sólo se le permite estar fuera de línea 48 minutos al año; incorpora múltiples fuentes de energía redundantes y sofisticados sistemas de refrigeración.

A su vez, gracias a sus diversas fuentes de energía es posible realizar el mantenimiento sin interrupciones, así como estar preparado para accidentes como terremotos, incendios y fallos eléctricos.

Las empresas que más se pueden beneficiar de un centro de datos TIER 4 son las grandes empresas dedicadas al comercio internacional, así como las entidades que requieren una alta confidencialidad de sus datos, como el sector bancario y de seguros.

Importancia de la certificación TIER

Las certificaciones TIER permiten a la empresa que requiere un servicio de almacenamiento conocer en detalle el nivel de disponibilidad con el que puede contar para salvaguardar su información, así como si el centro de datos contratado es realmente una solución clasificada como Disaster Recovery.

Por lo tanto, conocer la certificación de un centro de datos es el paso inicial para saber si le dará el nivel de disponibilidad necesario para llevar a cabo las actividades de su organización.

Conclusiones

Un centro de datos de alto nivel se ha convertido en un elemento esencial para las grandes empresas que quieren, a través de la automatización, operar de forma ininterrumpida. En Optical Networks tenemos centros de datos de alta disponibilidad para ayudar a su organización a cumplir sus objetivos, así como para asegurar la disponibilidad de su información ante cualquier desastre.